print logo

NO MAS

No mas violencia contra las mujeres en Latinoamerica.

Y al parecer mientras las sociedades latino americanas buscan incansablemente un status de "desarrollo", uno que les brinde un tiquete sin regreso lejos del seudónimo paralizante de "país en vía de desarrollo", observo con preocupación sociedades que lejos de desarrollar nuevas y mejores formas de vida, se empeñan en reproducir una y otra vez comportamientos de antaño, fijados y ejemplarizados en pobres bases familiares, en débiles valores y en la repetición absurda de patrones culturales.

Los patrones culturales en Latinoamérica son fácilmente comparables y encuentran varias similitudes entre los países que le conforman. Efectivamente estamos hablando de sociedades patriarcales, donde el machismo violenta y encuentra razón de ser en una necesidad de poder, en el manejo que los hombres ejecutan para determinar quién manda en casa, en la oficina, en la universidad etc.

Según Lucia Salamea-Palacios, directora para la región Andina de la ONU Mujeres. El tema de la violencia contra la mujer ha tenido un avance significativo en materia legislativa en Latinoamérica. Desde la década del 90 cuando aún el tema era únicamente tratado en una esfera privada y no era materia de discusión publica, a una estancia de derecho. En la actualidad, asegura Salamea, hay leyes en contra de la violencia a la mujer, comisarias para hacer denuncias, programas de concientización y legislaciones nacionales que también contemplan el tema de la violencia contra la mujer en algunos países de la región. Sin embargo aún hay mucho camino por recorrer.

En Colombia en 2012, 47.620 mujeres fueron agredidas por sus parejas/exparejas. 18.100 mujeres fueron sexualmente abusadas y 138 mujeres fueron asesinadas en casos relacionados con feminicidio y en el Perú 130 mujeres sufrieron del mismo caso, ser asesinadas por el hecho de ser mujeres, lo que se conoce feminicidio. En el Ecuador, según el informe del Plan de Erradicación de la violencia, 8 de cada 10 mujeres sufren de algún tipo de agresión. En Bolivia, 9 de cada 10 mujeres sufren por la violencia y en Venezuela 3 de cada 5 casos de lesiones corresponden a ataques contra la mujer.

Desde hace varios años ya Colombia ha evidenciado casos de violencia contra la mujer que rayan en lo absurdo y dan cuenta de un proceder ciego y lleno de maldad. Cientos de mujeres han sido víctimas de ataques con ácido. El caso más reciente es el de Natalia Ponce, una mujer de 33 años quien fue atacada por un, hasta ahora desconocido, en la puerta de su casa el pasado 28 de Marzo de 2014. El 30% de su cuerpo presenta quemaduras incluido el rostro. El caso de Natalia ha despertado el repudio nacional y la concientización sobre la crueldad de estos ataques sin sentido contra las mujeres. La opinión pública exige justicia y penas fuertes para los culpables. Tristemente el caso de Natalia es uno de los muchos que se presentan en el país. Con tal creciente y preocupante fenómeno, hay una inquietud que resalta a la vista, son las leyes lo bastante fuertes y contundentes para castigar efectivamente estos hechos?

Más allá de un reconocimiento nacional y un ejemplar castigo para los atacantes. Se hace imperiosa una alternativa educativa para prevenir casos de violencia.           En todos los ámbitos de la sociedad se debe no solo educar a los niños varones en valores, en respeto a las mujeres, en igualdad de condiciones para ambos géneros, en reconocimiento de los derechos humanos (y en especial de las mujeres) y en la resolución de conflictos por otros medios diferentes a la violencia. Pero también, en generar en las niñas una conciencia de su papel en la sociedad, del auto respeto, y la promoción activa de sus derechos. Brindar herramientas que permitan a las niñas y madres en un futuro, educar a sus hijos e hijas en igualdad, en derechos y en una convivencia sana, lejos de estigmatizar y discriminar a un género. Solo entonces podremos sustentar ser sociedades "desarrolladas".




 

 

 
Emneord: Latin-Amerika, Violencia de genero, mujer, Kvinner i fokus, kvinner, Colombia Av Viviana Daza - Estudiante de Ma. Educacion Comparada e Internacional y miembro activo
Publisert 12. apr. 2014 08:58 - Sist endret 12. apr. 2014 09:18
Legg til kommentar

Logg inn for å kommentere

Ikke UiO- eller Feide-bruker?
Opprett en WebID-bruker for å kommentere